Un dia en la frontera

Lo bueno de acampar es que cuesta menos madrugar, así que tras los últimos kilómetros de paisajes espectaculares por las montañas rusas hemos llegado a la frontera. Somos los primeros en llegar, pero cual es nuestra sorpresa al encontrarnos una cola de unos 30 coches, muchos ellos del Rally, todos han pasado la noche en la frontera y algunos ya llevan 24 horas esperando.

Esa misma noche ha caído una nevada y todas las montañas de alrededor están blancas, hace mucho frío, más llevadero gracias al equipo Yurta, que nos ha prestado unos forros polares, nos hemos hecho del equipo de futbol del Osasuna, aunque sea temporalmente.

Mientras esperamos se improvisa un partidillo de fútbol España-Inglaterra con algunos niños mongoles como fichaje estrella. Poco a poco van pasando las horas y parece que en la frontera se han puesto las pilas y la cosa avanza, pero los mongoles no tienen muy claro el concepto de cola y fila y nos la lían varias veces colándose unos a otros y haciendo como que no se enteran hasta que nos ponemos en plan escudos humanos diciendo “por aquí no pasas” hasta que no pase yo. Al final conseguimos pasar cuando ya nos veíamos haciendo noche en la frontera.

Tras conducir unos kilómetros por tierra de nadie la carretera se convierte en un camino de cabras, se acaba Rusia, empieza Mongolia, avanzamos unos kilómetros de camino de montaña y llegamos al puesto fronterizo… oh sorpresa, junto al control hay un aparcamiento con casi cuarenta choches del Mongol Rally esperando para entra a Mongolioa. Se nos cae el alma a los pies. Sabemos que el trámite va para largo, al menos podremos dormir calentitos, dejamos nuestros pasaportes en la frontera y nos dejan ir a dormir al poblado de al lado, donde una señora mongola nos ofrece una habitación con siete camas bien calentita donde queman boñigas secas de vaca sin parar. La cena, dumplings de carne de oveja, algo que nunca pediríamos en un restaurante chino pero que hoy nos sabe a gloria.

Post to Twitter Post to Facebook Post to LinkedIn

Esta entrada fue publicada en Mongol Rally y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Un dia en la frontera

  1. Yes, Penny Lane and Strawberry Fields Forever were released as a double A side 45 rpm single in 1967, prior to Sargeant Pepper album later that summer. I believe it was the first double A side released; both to be included on the US version of the Magical Mystery Tour album in order to lengthen the British LP of the same name.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>